¿Puede la Fed eliminar el racismo?

By: Ron Paul

La Presidenta de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Maxine Waters, y la Senadora Elizabeth Warren han presentado la Ley de Equidad Racial y Económica de la Reserva Federal. Esta legislación dirige a la Reserva Federal a eliminar las disparidades raciales en ingresos, empleo, riqueza y acceso al crédito.

La eliminación de las disparidades raciales en el acceso al crédito es un código para obligar a los bancos y otras instituciones financieras a aprobar los préstamos en función de la raza de los solicitantes, en lugar de en función de sus ingresos e historial de crédito. Pasar por alto un historial de crédito pobre o ingresos por debajo de lo que normalmente se requeriría para calificar para un préstamo resulta en que los individuos terminen con una deuda ruinosa. Estas personas terminarán perdiendo sus casas, automóviles o negocios porque los bancos hicieron caso omiso de las buenas prácticas de préstamo en un esfuerzo por demostrar que cumplen los requisitos basados en la raza.

Forzar a los bancos a hacer préstamos basados en consideraciones políticas daña la economía al asignar mal los recursos. Esto reduce el crecimiento económico e inflige más dolor a los estadounidenses de bajos ingresos.

La Ley de Reinversión Comunitaria de la época de Carter ya ha demostrado lo que sucede cuando el gobierno obliga a los bancos a conceder préstamos a prestatarios no cualificados. Esta ley desempeñó un papel importante en el auge de la vivienda y el subsiguiente colapso económico. La Ley de Equidad Racial y Económica de la Reserva Federal será la Ley de Reinversión Comunitaria sobre esteroides.

Esta legislación también requiere que la Fed formule la política monetaria con miras a eliminar las disparidades raciales. Esto añade un tercer mandato al actual «doble mandato» de la Reserva Federal de promover un dólar estable y el pleno empleo.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ya se ha comprometido públicamente a utilizar las disparidades raciales como excusa para continuar la actual política de la Reserva Federal de creación de dinero perpetuo. Dado que la inflación ocurre cada vez que la Fed crea nuevo dinero, Powell y sus partidarios quieren una política de inflación interminable.

Los partidarios de este esquema dicen que la inflación eleva los salarios y crea nuevas oportunidades de trabajo para los que están en la parte inferior de la escala económica. Sin embargo, estas ganancias salariales son ilusorias, ya que los salarios rara vez, si es que alguna vez, aumentan tanto como los precios. Así, el nivel de vida real de los trabajadores disminuye incluso cuando sus ingresos nominales aumentan. Por el contrario, los que están en la parte superior de la escala de ingresos tienden a beneficiarse de la inflación a medida que reciben el nuevo dinero —y por lo tanto un aumento del poder adquisitivo— antes de que las acciones de la Fed causen un aumento general del nivel de precios. El daño causado por la inflación es oculto y regresivo, lo cual es parte de la razón por la cual el impuesto a la inflación es el más insidioso de todos los impuestos.

Cuando la Fed crea nuevo dinero, distorsiona las señales del mercado enviadas por las tasas de interés, que son el precio del dinero. Esto lleva a una burbuja. Muchas personas que encuentran trabajos bien pagados en las industrias de la burbuja perderán esos trabajos cuando la burbuja inevitablemente estalle. Muchos de estos trabajadores, y otros, lucharán por la deuda que contrajeron porque escucharon a los «expertos» que dijeron que el auge nunca terminaría.

La manipulación de la oferta monetaria por parte de la Reserva Federal disminuye el valor del dólar, crea un ciclo comercial de auge y declive, facilita el surgimiento del estado de guerra de bienestar y enriquece a las elites, al tiempo que empobrece a las personas de las clases media y baja. Los progresistas que quieren avanzar en el bienestar de las personas de las clases medias y bajas deben dejar de atacar los mercados libres y unirse a los libertarios en la búsqueda del restablecimiento de una política monetaria sólida, El primer paso es hacer saber al pueblo toda la verdad sobre el banco central aprobando el proyecto de ley de Auditoría de la Reserva Federal. Una vez que la verdad sobre la Fed sea expuesta, una masa crítica de personas se unirá al movimiento de libertad y obligará al Congreso a terminar con el monopolio del dinero de la Fed.

Powered by WPeMatico