«Inflación transitoria» es la nueva frase de moda en la Fed

By: Robert Aro

Con el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de abril y la conferencia de prensa del miércoles a continuación, podemos anticipar algunas de las palabras clave que escucharemos de la Fed. La primera, cada vez más popular, es la «inflación transitoria», o la idea de que algunas subidas de precios son sólo de carácter temporal…

El mes pasado la palabra surgió tras la reunión de marzo del FOMC. El viernes la CNBC escribió sobre la impermanencia de la inflación, anticipando:

se espera que la Fed defienda su política de dejar que la inflación se caliente, al tiempo que asegura a los mercados que considera que el repunte de los precios es sólo temporal.

Si los cálculos de la inflación muestran aumentos en un futuro próximo (o si más gente se da cuenta de su pérdida de poder adquisitivo y de los aumentos del coste de la vida), se puede seguir hablando de la temporalidad de la inflación. La única forma de que las subidas temporales de precios «generalizadas» tengan sentido es que vayan seguidas de un periodo de «deflación transitoria», que invierta los precios. Si los precios suben y luego bajan rápidamente, los aumentos de precios fueron, de hecho, de naturaleza temporal; sin embargo, dada la aversión de la Fed a la deflación y su proclividad a la imprenta, es seguro decir que la disminución de los precios no es a lo que se refieren.

Sin reducciones de precios, la palabra «permanente» sería más adecuada. En cambio, lo que la Fed podría querer decir es que aprenderemos a vivir con subidas de precios (permanentes), posiblemente ayudados por la muy nebulosa idea de que «los salarios se ajustarán».

Consideremos el escenario de un aumento generalizado de los precios durante un solo año. En cada año posterior, aunque los precios no aumenten mucho, sigue existiendo un efecto compuesto de la inflación de precios inicial, que sería cualquier cosa menos temporal. A modo de ejemplo, si el precio de la madera aumenta un 300% en el primer año, y luego sólo aumenta a un ritmo del 1% anual los cinco años siguientes, la madera sigue siendo un 300% más alta de lo que era al principio del primer año, incluso si llamamos a la inflación transitoria.

La CNBC continúa:

También se espera que Powell explique una vez más que la Fed dejará que la inflación suba por encima de su objetivo del 2% durante un periodo de tiempo antes de subir los tipos para que la economía tenga más tiempo para sanar.

Hace tiempo que existe una idea sobre cómo la Fed controla la inflación. En este caso, su poder permite que la inflación suba por encima de su objetivo del 2% para que la economía pueda fortalecerse de alguna manera. Sin embargo, esto nos lleva a otra palabra que hay que vigilar: esta idea de «endurecer» la política monetaria.

Como dijo el Wall Street Journal el domingo:

El proceso de poner fin al gigantesco programa de compra de bonos de la Fed, y la consiguiente subida de los tipos de interés, llevará años, a menos que la inflación se dispare inesperadamente.

Sin duda, hablar de la reducción del balance de la Reserva Federal debería seguir siendo un punto de discusión a medida que se acerca a los 8 billones de dólares, máximos históricos persistentes. Juntando la idea de la inflación y el endurecimiento, nos lleva a un mundo difícil de imaginar.

Sólo después de que los precios aumenten a un ritmo que no se ha visto en décadas, la Fed buscará subir los tipos de interés y reducir la compra de deuda pública. A menos que la reducción de la compra de deuda pública por parte de la Fed sea asumida por los inversores privados, podemos esperar nuevas subidas de los tipos de interés. En cuanto a los 28 billones de dólares de deuda pública, los máximos históricos del mercado bursátil y el calentamiento del mercado inmobiliario, quizás, al igual que la inflación, también sean de naturaleza transitoria… ¿a menos que los salarios se ajusten realmente?

Powered by WPeMatico